Hoy en Torre Juana OST nos ha visitado el autobús del Centro de Transfusiones de la Generalitat Valenciana y los equipos de las empresas que forman parte de nuestro ecosistema Lucentia LAB, Cookpad, Ityis, 1MillionBot , nuestros vecinos del CEI Hormiguitas  y algunos visitantes que han pasado hoy por aquí se han apuntado a donar sangre.

La donación de sangre es una práctica que salva millones de vidas, alguien necesita sangre cada dos segundos, y la mayoría de las veces, es muy difícil encontrar donantes…En este sentido la tecnología digital puede ayudar a obtener más donantes de sangre, así como a mantener a los existentes motivados para donar más veces, al mismo tiempo que encuentra también formas alternativas de reemplazar la sangre, un recurso escaso en cualquier hospital.

¿Cómo pueden las tecnologías digitales disruptivas ayudar en la donación de sangre?

Conseguir más donantes

La NHSBT desarrolló en 2016 una aplicación de realidad aumentada que hizo aumentar el número de donantes ya que al descargar la app el espectador podía visualizar el resultado de donar sangre.

La aplicación estaba conectada a una imagen en una pantalla exterior con un paciente enfermo y una bolsa de sangre vacía. El reconocimiento visual detectaba una etiqueta adhesiva en el brazo de un participante que luego se superpone a una aguja AR. Al hacerlo la bolsa de sangre en la pantalla del móvil se llena y el donante virtual puede ver cómo la imagen del paciente enfermo vuelve gradualmente a ser saludable. 

El uso de las redes sociales com herramienta para la difusión de campañas de sensibilización también ha hecho aumentar el número de donantes.

Mantener los donantes activos

La tasa de retorno del donante de sangre es muy baja y uno de los retos es aumentar el número de veces que una persona dona sangre.

En 2017 se presentó una idea para desarrollar una plataforma social que animaba a donar sangre para salvar vidas. Con la aplicación, el usuario podría ganar insignias o recompensas de socios estratégicos como incentivos para donar sangre. Estas recompensas podrían ir desde un mes de suscripción gratuita a Netflix, tarjetas de regalo de tiendas minoristas y créditos de teléfono adicionales o millas aéreas. 

Acortar proceso de donación

Dar sangre tiene un proceso y se tarda un tiempo y es una de las excusas más usadas para no hacerlo. En 2018 un grupo de investigadores de la Universidad de Rutgers están trabajando en un robot capaz de extraer y analizar la sangre, lo que supondría una aceleración y abaratamiento del proceso. En el caso de los análisis de sangre, el robot reduce todo el proceso a aproximadamente un minuto, y las pruebas muestran que pueden identificar correctamente la mejor vena con aproximadamente el 83% de precisión. 

Drones para entregar muestras de sangre

En marzo de 2017 el  Swiss Post comenzó a volar aviones no tripulados para entregar muestras de laboratorio entre dos hospitales en la ciudad de Lugano, cerca de la frontera italiana. En el futuro, puede convertirse en la mejor práctica para llevar sangre de manera segura desde un centro de sangre a un hospital.

La sangre artificial 

La ingeniería de tejidos evoluciona rápidamente con la ayuda del desarrollo de las tecnologías digitales y la idea de que la sangre artificial reemplace la necesidad de la donación de sangre por completo no es una utopía. De hecho, la investigación sobre cómo producir sangre artificial significa básicamente la búsqueda de formas de producir glóbulos rojos.

En 2016 Investigadores de la Universidad de Washington desarrollaron los primeros glóbulos rojos artificiales fáciles de almacenar y transportar y que, simplemente con mezclarlos con agua, podrían salvar miles de vidas en zonas de guerra o catástrofe donde las transfusiones de sangre se hacen imposibles.

En 2017, investigadores de la Universidad de Bristol publicaron un nuevo estudio en el que lugar de utilizar células madre para desarrollar células sanguíneas, crearon líneas celulares eritroides inmortalizadas que pueden crear las células sanguíneas en sí mismas. Una vez que se crean las líneas celulares, utilizando células madre adultas, se pueden usar para producir glóbulos rojos de forma indefinida.

La posibilidad de crear sangre artificial puede ser un gran avance porque no sólo terminaría con la escasez de sangre sino que reduce el riesgo de infección. Hay un número creciente de enfermedades y virus, como el VIH, la hepatitis A, B y C, y la malaria, que pueden propagarse en las transfusiones de sangre. 

El único problema con este avance es el precio. Cuesta mucho más producir sangre de esta manera que usar donaciones. Como resultado, es probable que los usos iniciales se centren en los tipos de sangre menos representados.

Fuente: medicalfuturist.com

Fotos de algunos de nuestros donantes 🙂