La pandemia mundial ha puesto en evidencia la importancia del desarrollo de las nuevas tecnologías para mantener y potenciar la prosperidad, en este sentido Casa Mediterráneo organizó un encuentro virtual bajo el título «Los retos de la economía digital en el Mediterráneo» en el mismo participaron el catedrático emérito y ex director del Instituto de Economía Internacional de la UA, Antonio Escudero, que mantuvo una conversación con Andrés Pedreño, ex rector de la UA, especialista en economía digital y empresario promotor de empresas y proyectos digitales, Luis Moreno, profesor de la UA experto en Economía Digital, y Pedro Pernías, Director General para el avance de la sociedad digital de la Generalitat Valenciana.

Cómo adelanto al debate Casa Mediterráneo realizó una entrevista a Andrés Pedreño. Estos son algunos extractos de la entrevista.

Durante la presentación de AlicanTEC en 2018 en Casa Mediterráneo usted afirmó que “no hay futuro sin un fuerte desarrollo y posicionamiento en la economía digital”. ¿España está haciendo los deberes en esta dirección?

España está haciendo deberes, pero no “los deberes” si lo comparamos con los países de referencia con los que tiene que competir. Pero incluso no solamente España, sino Europa en comparación con las grandes áreas que apuestan por las tecnologías más avanzadas, aquéllas que los economistas denominamos “de propósito general”, que tienen un gran impacto en todos los sectores y en la economía globalmente concebida. Ahí Europa va con un retraso respecto a su competidores más significativos, que son China y Estados Unidos. A esto hay que añadir que España es un país descolgado de Europa, como todos los países del sur, con altas tasas de desempleo juvenil, precariedad de empleo de larga duración…, todo esto hace que en realidad se evidencie lo que los economistas llaman una “economía zombie”, que no tiene suficiente nivel de competitividad porque no se ha transformado digitalmente e incluso la economía en su conjunto adolece de una falta de peso de sectores de futuro, de sectores de tecnologías como la inteligencia artificial, Internet de las cosas, blockchain… que tienen un impacto enorme en la productividad y la competitividad de todos ámbitos económicos

La actual situación de pandemia mundial ha puesto en evidencia la importancia de la inteligencia artificial y la digitalización de las empresas para poder sumarse a los retos a los que se enfrenta la economía. ¿Esta circunstancia está empujando a las empresas españolas a sumarse al tren de las nuevas tecnologías?

En ese sentido, el Covid ha hecho progresar la economía digital, pero aún así siguen estando las diferencias a las que antes me refería y son diferencias muy significativas porque ponen de relieve nuestra vulnerabilidad con respecto a otras zonas del mundo. (…) En Asia, donde se origina el Covid y teóricamente parecía que iban a ser muchísimo más vulnerables por las masas de población, por su sanidad, etc. pues resulta que empleando herramientas digitales de trazabilidad, de controles estrictos, que han jugado un papel fundamental en todos los países…

El control eficiente de la expansión de los contagios en estos países asiáticos ¿se debe a que están más avanzados tecnológicamente o que destinan mejor sus recursos al desarrollo de estas herramientas?

Estamos pecando no sólo de una falta de diligencia y eficiencia en el empleo de las herramientas digitales con respecto a Asia, sino también de un discurso que es difícil de entender desde un punto de vista incluso humanístico y ético.

Respecto la situación de desventaja de Europa del Norte y la Europa Mediterránea frente a otras regiones del mundo en la generalización de la economía digital, algunos expertos señalan Alicante como un potencial destino del Silicon Valley europeo. ¿Qué razones podría atraer a los llamados “nómadas digitales” y a las empresas tecnológicas a instalarse aquí?

Hay excesivos Silicon Valleys en Europa y ninguno de ellos le llega ni de lejos, incluso ni a parecerse en términos de entidad. Considero que si queremos crear un ecosistema serio lo que tenemos que hacer es unir y sumar. Un ecosistema potente en Alicante será la suma de Alicante, Valencia, Orihuela, Baleares, Murcia, Almería, Almansa e incluso Málaga. En realidad, los ecosistemas deben estar conectados, tener movilidad, compartir conocimientos, el nomadismo digital debe ser un flujo de personas, de innovadores, de ideas y de recursos.

El distrito digital precisa voluntad política y formación por parte de la sociedad. ¿Ambos factores se están dando actualmente?

Es difícil construir una Europa del futuro que mantenga su estado de bienestar y su pujanza económica sin una Europa de emprendedores. 

Ver entrevista completa

Webinar: Los retos de la economía digital en el Mediterráneo

Prensa: