Carolina Pascual, Consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, junto a Toni Sanchez, Responsable Innovación HIDRAQUA, Cristina del Campo, Directora General AINIA, Marcos Lacruz, Presidente de AVAESEN y Salvador Coll, Director Ciudad de la Innovación Universidad Politécnica de Valencia, Andrés Pedreño, Presidente del Consejo de 1MillionBot y Torre Juana OST y el el delegado de ELMUNDO, Xavier Borràs, que moderó el debate en una mesa redonda organizada por  Hidraqua en EFIAQUA que se celebró el pasado 3 de octubre en Feria Valencia.

La mesa por orden de aparición en la foto: Andrés Pedreño, Toni Sánchez Zaplana, Carolina Pascual, Xavier Borràs, Salvador Coll, Cristina del Campo, y Marcos Lacruz

Asuntos que se trataron:

  • ¿Qué se está haciendo desde cada una de vuestras entidades en materia de innovación?
  • ¿Cómo la innovación juega un papel clave para que la administración y la empresa privada puedan contribuir al cumplimiento de los ODS marcados en la agenda 2030 de la ONU?
  • ¿Cómo debe fomentarse la innovación?
  • El ODS 17 de la agenda 2030 marca las Alianzas como punto clave para alcanzar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Desde el punto de vista de la Innovación, ¿Cuál es el valor de las alianzas dentro del sector de la innovación?

Este es un resumen de la noticia publicada en El Mundo sobre la sesión:

Las reglas de juego están cambiando. La innovación es un proceso rompedor en el que a las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y la Inteligencia Artificial (IA) se les han asignado papeles estelares. Hoy en día, en los entornos urbanos se concentra más de la mitad de la población y en unos años podría rozar el 70%. Eso obliga a usar bien los recursos y a convertir las ciudades en espacios sostenibles, inteligentes y saludables. O lo que es lo mismo: hacer compatible la calidad de vida y la innovación. ¿Cómo?

Carolina Pascual «La innovación suena por todas partes, es un concepto transversal. No hay sector donde no se pueda aplicar», explicó. Por eso, animó a que la investigación no se quede aislada en los departamentos de las universidades ni en los laboratorios de las empresas, sino «que repercuta en la sociedad y en la empresa». Debe realizarse una transferencia de conocimiento que se materialice en un beneficio general y colectivo.

Antonio Sánchez, responsable de Innovación de Hidraqua, remarcó que la innovación debe aplicarse con una estrategia y unos objetivos definidos. «Está de moda, pero hacerlo porque sí es una chorrada». Detalló que debe diseñarse una doble estrategia: de arriba abajo (que hace referencia a los desafíos y los compromisos adquiridos) y de abajo arriba (las empresas que actúan en ese sentido).

Para ilustrar su intervención, habló sin eufemismos:lo que nos apremia en este mundo y ahora es una emergencia climática. Como ejemplo, puso el de las rarezas meteorológicas que provocan inundaciones en la Vega Baja, mientras Ávila se expone al riesgo de sequía y se declaran incendios graves en Huelva.

La sostenibilidad, de rabiosa actualidad, aclaró que es una idea que ha ido envejeciendo con un nombre distinto cada vez:ciudades verdes, ciudades socialmente responsables… y recogió el guante de las alianzas que pudieran surgir tras la celebración de la mesa redonda. «Debemos colaborar todos los días para dar un buen servicio».

Cristina del Campo, directora general del Centro Tecnológico AINIA, valoró que las ODS suponían una enorme oportunidad, un acicate para establecer «alianzas entre personas, empresas y administraciones». Habló del Hambre cero como uno de los objetivos. Una de las soluciones podría ser la agricultura digital: «La agricultura será sostenible y tecnificada o no será», sentenció. Con una mejor previsión se podría evitar, por ejemplo, que un tercio de la comida acabe en el cubo de la basura.

«Hasta ahora teníamos buenas piezas que colaboraban y todo ese intercambio se está configurando ahora como un ecosistema. Hay países que lo han entendido, pero España no está en los niveles de inversión en i+D que los países vecinos», lamentó. Si España está por debajo de la media europea, la Comunidad Valenciana lo está por debajo de la media española. «Tenemos mucho bueno, pero no podemos caer en la autocomplacencia. Deberíamos fijarnos en qué están haciendo los que lo están haciendo bien», remató.

Marcos Lacruz presidente de AVAESEN, una asociación con 160 empresas afiliadas y que trabaja con ayuntamientos de todos los tamaños en laboratorios de ideas para que los ciudadanos se beneficien de las energías renovables.

«Las renovables son la nueva internet. La innovación no es un lujo, tiene que ver con la supervivencia. O te aclimatas o te aclimueres», expresó con rotundidad.

Expresó que nadie puede dudar de que antes o después tendremos un panorama de renovables «total». Hizo hincapié en la mejora de la predictibilidad: «Deberíamos estar ya volcando nuestros esfuerzos en mejorar la eficiencia renovables e incorporarlas al sistema. Con esto, generamos economía».

Salvador Coll Arnau, director Ciudad Politécnica de la Innovación hizo un repaso histórico para reparar en que todos los hitos que han provocado cambios han estado relacionados con la comunicación: en lenguaje, el transporte, la televisión, internet, «las cosas, también», añadió. «Cada paso adelante ha generado oportunidades. La generación de estos canales abre nuevas oportunidades a procesos que no ordenados como la innovación». Situó el ODS del clima como el más urgente, puesto que «cuando se desgrana afecta a todos los demás».

Andrés Pedreño, Presidente del Consejo de 1MillionBot y Presidente de AlicanTEC pidió que no solo se aplique la sostenibilidad en las ciudades (energía, agua, tráfico…), sino en la economía. «La Inteligencia Artificial ayuda a esa transformación y combinada con otras tecnologías permitirá resolver problemas que antes era imposible. España necesita ser una potencia en este campo. Es la nueva electricidad». Al mismo tiempo que pidió sumarse a los desafíos (ética algoritmo, variables) en los que Europa se queda a la zaga, consideró la pertinencia de contener la regulación, que en exceso «hace mucho daño». Los temas de sostenibilidad deben verse como una oportunidad, no como obligación. «Falta enfoque correcto», zanjó.

Del debate se llegó al compromiso de todas las partes -empresas, Administración y el mundo académico e investigador- para crear argumentos comunes e impulsar proyectos compartidos. La consellera Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, se declaró convencida de las oportunidades y verbalizó una premisa que contentó a todos los intervinientes: hace falta más financiación.

Ver nota completa en El Mundo:
Aclimatarse o ‘aclimorir’: el tren de la innovación que no se puede perder

Sobre EFIQUA

EFIAQUA, la Feria internacional para la gestión eficiente del agua, es un foro en el que están representados empresas y organismos públicos y privados de todos los ámbitos para los que el agua es un recurso estratégico.

Su objetivo es ser punto de encuentro internacional, un foro en el que las empresas españolas muestren a compradores de todo el mundo su tecnología, tanto en la exposición como en su aplicación práctica y además de generar negocio, propiciar sinergias empresariales y de conocimiento para una gestión eficiente del agua, con una visión global.