Hoy hemos participado en la presentación del estudio “La inteligencia artificial en España”, elaborado conjuntamente por el Observatorio ADEI y Google.

En el evento han participado la eurodiputada Adriana MaldonadoDiego Vizcaíno, Andrés Gonzalo García y Ana María Dominguez de AFI, Ana Abade de Google y Andrés Pedreño.

En la presentación se ha abordado la IA desde una doble vertiente, por un lado se han presentado datos de la la situación de la IA en España a día de hoy y también se ha comentado el estado actual de la regulación europea.

La IA en este momento en el proceso de digitalización está llamada a jugar un papel clave y hemos podido comprobarlo de primera mano en la crisis del covid-19, también sabemos que la IA va a tener un impacto enorme en muchísimos sectores y los va a transformar hasta dejarlos casi irreconocibles, por eso es clave para los países ocuparnos de la IA. El covid-19 ha acelerado los procesos de digitalización y la IA va a suponer un valor crucial para superar la crisis y el impacto económico que la pandemia ha provocado.

La eurodiputada Adriana Maldonado ha comentado que el libro blanco de IA que la comisión europea lanzó en el mes de febrero va a ser la hoja de ruta y va a marcar la estrategia no sólo en el corto plazo sino sobre todo en el medio y en largo plazo. La UE tiene que marcar con sus propias normas y características, una digitalización y una IA que vengan muy de la mano de los valores europeos.» «Uno de los grandes retos que tenemos es que tenemos que ser capaces de legislar sin poner trabas a la innovación. «ha destacado.

Según Adriana » La crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto que íbamos en la buena dirección en relación a la digitalización y ahora es una prioridad absoluta».

En relación a España ha hecho mención a la estrategia nacional de IA que que el Ministerio de Ciencia e Innovación presentó en Marzo y que servirá de marco conceptual para las áreas estratégicas permitiendo extender el potencial de la IA a todos los sectores de la sociedad.

Conclusiones del Informe:

Hay 3 elementos clave que van a condicionar nuestro futuro, nuestra economía y nuestra sociedad que son, la transición digital, la transición energética y la demográfica.

  • El objetivo prioritario debe ser reforzar nuestro patrón de crecimiento y acelerar de forma decida la modernización de nuestra economía, para ello es clave intensificar el uso de herramientas y tecnologías de propósito general como la IA, creando un ecosistema empresarial y regulatorio donde esta innovación pueda prosperar.
  • La IA es un campo dónde la economía y la tecnología se unen y se generan transformaciones escala-sectoriales y es muy importante tener en cuenta este concepto de alcance de la IA y su potencial transformador en muchos campos, energía, sector primario, transporte, salud, etc.
  • La IA es fruto de atención en numerosas estrategias públicas, durante el último lustro se ha visto una aceleración en el desarrollo de soluciones de IA que se ha visto acompañado por el diseño de estrategias que tienen como fin proporcionar un marco de actuación para el desarrollo de esta tecnología y dibujar los pasos previos para las medidas legislativas y regulatorias que deberán implementarse.
  • Digitalización y empleo no están reñidos, se trata de dotarnos de la capacidad de gestionar ese cambio y obtener los frutos de la colaboración entre la IA y la inteligencia humana y de este aspecto derivan las implicaciones éticas.
  • La Comisión Europea tiene un papel clave para impulsar el desarrollo de la IA y hacer que prospere en el marco del mercado único digital con iniciativa como la creación de grupos de expertos de alto nivel sobre IA.
  • Recientemente se ha enfatizado la relevancia de usar esta tecnología y de aprovechar sus ventajas para articular los planes de recuperación.
  • Focalizar hacia la IA desde el ámbito económico tiene que ver con la repercusión que tiene la economía general en la empresas, los trabajadores y la productividad en particular. Respecto al empleo, uno de los puntos claves analizados, hemos asistido a un aumento de la demanda de puestos de trabajo relacionados con la IA, una demanda que en muchos países como España, excede la demanda de esos especialistas. Hay que hacer frente a esa demanda de cualificación elevada y articular el sistema universitario y de formación superior para lograr equilibrar la oferta y la demanda.
  • Estamos ante una tecnología de un recorrido relativamente corto en el tiempo y eso hace que intensifique la tradicional dificultad de medición de los bienes y servicios digitales, no tenemos un precio que nos permita reflejar la importancia de estas tecnologías en el ámbito de la contabilidad nacional y sin embargo los distintos estudios señalan que de aquí a 2030 la IA podría provocar que el PIB anual de España crezca un 0,86% más respecto a un escenario sin aplicación de esta tecnología, esto es clave para que nuestro país pueda seguir creciendo y mejore el ratio de PIB per cápita como indicador de bienestar.
  • La transición hacia la IA es fundamental para que nuestro país pueda seguir creciendo, las empresas son los actores principales en el proceso de penetración de la IA en la economía, son las encargadas de detectar las posibles aplicaciones comerciales de esta tecnología y de identificar el impacto potencial que una herramienta como la IA puede tener en la eficiencia empresarial o en la optimización de costes, además son las propias empresas las que deben diseñar e implementar todo este proceso de innovación enfocado al exterior, predicción de ventas, personalización de ofertas de productos, mejorar eficiencia de aspectos ligados al consumo energético…
  • Las empresas necesitan datos, talento y capacidad de procesamiento de datos, la IA se ha desarrollado más rápido en aquellos ámbitos donde hay grandes volúmenes de datos, esto es clave y va a tener mucha más importancia con el desarrollo del IoT y la llegada del 5G que nos van a proporcionar un suministro de datos. Es fundamental las empresas tengan la capacidad de capturar esa información y ordenarla de manera adecuada, sin una adecuada arquitectura de datos será muy difícil que la IA pueda prosperar.
  • La capacidad de procesamiento es fundamental, los datos tiene que ser refinados para resultar útiles. Ahora hay herramientas que permiten que incluso pequeñas empresas puedan trabajar con herramientas de IA, esto es importante porque se produce cierta democratización en el acceso a la tecnología, incluso de las más pequeñas. Esta adaptación hacia el cliente-empresa es una transformación que puede tener un importante impacto en un país como España donde nos caracterizamos por tener una gran atomización del tejido empresarial.
  • Se necesita talento y este uno de los principales cuellos de botella a los que se enfrenta la industria en España y el desarrollo de la IA, es necesario que el aumento de la demanda de trabajo de estos perfiles se acompañe con un incremento de la oferta.
  • Estamos ante un momento clave en el proceso de modernización de la economía española, en el corto plazo ya estamos observando usos de la IA aplicados no sólo a modelos predictivos o de identificación de oportunidades de negocio sino que durante esta pandemia también hemos visto que la IA tiene una aplicación muy clara en el ámbito social y sanitario.
  • Es clave conseguir aprovechar esta oportunidad para integrar esta tecnología en nuestro procesos de recuperación y para ellos los fondos de que se van a dotar deben tener una orientación clave hacia la transición digital y la aceleración de la utilización de la IA en España.
Ejemplos de aplicaciones de IA para la lucha contra el Covid-19 presentadas en el informe

Han cambiado las líneas de transformación de las economías, los desafíos y las oportunidades que tenían las administraciones, las empresas y los ciudadanos que se han acelerado con esta situación. La pandemia supone un golpe en términos económicos y de empleo sin precedentes y lo que antes era una oportunidad, un horizonte, ahora es mucho más urgente y por tanto hay que acelerar la adopción de la IA y las otras tecnologías digitales tanto en la administración y en la prestación de servicios como en nuestras pequeñas y medianas empresas, la educación, el tratamiento y la explotación de los datos para prestar mejores servicios… Tenemos que centrarnos en transformar las economías y hacer las cosas mejor, es necesario el cambio hacia una economía más eficiente y sostenible.

Hasta ahora no teníamos el impulso pero con el nuevo marco financiero plurianual que ha presentado la Comisión para los próximos 7 años y sobre todo con el fondo de recuperación, tenemos un instrumento inédito para apuntalar la recuperación que además se va a movilizar con emisión de deuda conjunta, lo que supone un hito histórico en una capacidad fiscal europea.

Europa tiene una gran oportunidad pero también mucho que hacer si lo comparamos con China y EEUU, en Europa siempre se ha antepuesto la regulación pero no la efectividad de un modelo de desarrollo dónde el sector privado no es comparable a EEUU ni China ni la capacidad tecnológica de la que disponemos actualmente es competitiva. Hacen falta reflexiones como estas y es necesario que Europa conecte los modelos desde abajo como está haciendo el modelo de Alicante, donde la Generalitat ha hecho una apuesta muy importante en estrategia de IA, pero aún así es necesario compromiso, estrategia, eficiencia en relación a los fondos que se destinen a ello

Nota sobre la IA en España del Observatorio ADEI (25 páginas)

Sobre el Observatorio ADEI:

Es una iniciativa nacida de la colaboración entre Google y Analistas Financieros Internacionales (Afi) y el Instituto de Economía Internacional. Su objetivo es generar y divulgar conocimiento en torno al desarrollo de la economía digital en España, el observatorio contribuye con informes, análisis y estudios al debate y a la reflexión entorno a lo que serían las principales tendencias que se perfilan como claves en el proceso de digitalización de la economía española.