Orizon, startup alicantina fundada por Ángel Pineda, ha anunciado que cerrará 2022 con un volumen de negocio de 3,5 millones de euros, muy similar al de 2021 (3,6 millones el año pasado). Durante este año, la empresa ha invertido 1,5 millones en seguir desarrollando su tecnología única en el mercado y prevé una inversión de 4 millones de euros entre 2023 y 2024 para ampliar la capacidad de su centro tecnológico ubicado en Alicante. La compañía cuenta con el holding Alzis como principal inversor, que en dos años apunta conseguir 30 millones de negocio.

José Manuel Desco y Ángel Pineda director general y CEOde Orizon
José Manuel Desco y Ángel Pineda director general y CEOde Orizon.

La empresa, especializada en mejorar el rendimiento de grandes infraestructuras informáticas con su propia tecnología denominada BOA, ha participado de nuevo en una fusión bancaria de nuestro país con el objetivo de asegurar el rendimiento y éxito de los sistemas una vez finalizada la integración. Además, ha crecido un 12% en número de clientes y ha reorientado su estrategia para adaptar su tecnología durante 2022. También ha creado 65 nuevos puestos de trabajo, incrementando su equipo un 55%.

Durante este año, Orizon ha realizado dos ampliaciones de capital y ha decidido mantener su Ebitda consiguiendo alcanzar un 19% sobre sus ingresos. Estima obtener una cifra de negocio en 2023 de 8 millones de euros y conseguir llegar a 30 millones de euros para 2024.

Ángel Pineda, CEO de la compañía, afirma que durante este año se han enfocado en crecer internamente a causa de los acontecimientos de 2022 que han redefinido las estrategias de muchas grandes empresas durante los escenarios que se pronostican para el próximo año. Según el fundador de la startup, la seguridad es clave respecto a la tecnología, pero las empresas cada vez más consideran una prioridad asegurar el rendimiento del software que soporta sus negocios ya que, entre otros factores, supone hasta un ahorro en costes de TI del 40%. Pineda nos cuenta que durante los últimos tres años, los CIOs no buscaban tanto la eficiencia, sino llevar a cabo la transformación digital, pero en 2023 la inversión va a tener de nuevo como lema el “ser eficiente y no gastar mucho”. 

Añade que las empresas también aumentan el interés por soluciones totales que no se limiten a diagnosticar problemas, sino también a resolverlos. La tecnología BOA, según Pineda, es la única en cerrar este círculo de rendimiento. Desde Orizon aclaran que el rendimiento “no es una herramienta o simplemente monitorizar, es detectar, solucionar, aprender de ellos, medir… y conseguir que se pague menos y el sistema vaya más rápido“. 

Orizon se dirige a organizaciones con infraestructuras tecnológicas complejas y con inversiones en IT de más de 300 millones de euros y opera en sectores como la banca y telecomunicaciones. Orizon, con la finalidad de adaptar su su oferta a las necesidades de sus clientes, ha realizado cambios en su arquitectura apostando por el entorno cloud con la finalidad de estar disponible, en modo Saas (Software as a Service) a través de Google Cloud, Amazon Web Services (AWS) y MS Azure.

La exitosa empresa alicantina además de en España, también opera en Colombia y Brasil. Orizon dispone del primer estándar de calidad capaz de garantizar a las grandes empresas la eficiencia del comportamiento de su software, respecto a sus costes como a su funcionalidad. La empresa prevé crear en torno a 15 puestos de trabajo para profesionales de alta cualificación.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap