Alumnos del Grado de Arquitectura de la Universidad de Alicante visitan Torre Juana para proponer usos sobre los diferentes espacios.

Igor y José Gabriel.
La alumna Vitoria Merzian les acompaño en la visita para ver la torre y conseguir algo de información general, pero ella tiene asignada otra torre (en concreto, la torre Nicolau / Alameda)

Los alumnos Igor Stepanov, José Gabriel Herrea serán los encargados de realizar el trabajo en Torre Juana para la asignatura Sistemas Constructivos Singulares coordinada por el profesor Daniel Sirvent Pérez.

La asignatura Sistemas Constructivos Singulares, se centra en la arquitectura prefabricada ligera y en el desarrollo de sistemas modulares de agregación tridimensional. La actividad principal de la asignatura consiste en el desarrollo de un Proyecto basado en una problemática real, que consigue que el alumnado se involucre y participe de forma activa. Se pretende que los alumnos experimenten desde la universidad la actividad real de un profesional de la arquitectura.

Habitualmente se seleccionan proyectos en los cuales existen preexistencias con un alto valor histórico, pero que presentan diversas problemáticas; la idea es poner en valor dichos elementos patrimoniales mediante la inserción de nuevos objetos arquitectónicos ligeros, que se podrían retirar fácilmente caso de ser necesario.

La zona de actuación de este año se centra además de en Torre Juana en un total de 23 Torres de la Huerta, (correspondientes a las Torres-Refugio de Alicante, San Juan y Muchamiel).

En este plano de google maps se representan también las torres demolidas, las torres-vigía de la costa, y otras torres dispersas por el territorio

Este año participan un total de 56 alumnos, divididos en dos grupos: uno de ellos se imparte en inglés, y engloba fundamentalmente a alumnos Erasmus junto con algunos españoles (19 en total); el otro grupo, con 37 alumnos, tiene docencia en castellano.

Los alumnos tienen que plantear un nuevo uso, vinculado a cada una de las Torres. Este uso permitiría abrir a la población las diferentes torres BIC y que pueda ser disfrutada por todos, y a la vez reportaría beneficios a los propietarios de las mismas para que puedan proceder a su mantenimiento. Se trataría de una actuación win-win, donde todos salen ganando, y el Patrimonio sería conservado en perfectas condiciones para generaciones futuras.

Esta actuación se materializará mediante la inserción de pequeños edificios modulares prefabricados, que podrían ser retirados fácilmente sin dejar huella en el territorio. El alumno tiene total libertad para colocar las nuevas edificaciones donde estime conveniente: junto, dentro, al lado, detrás, arriba, …

Dado que se trata de un proyecto universitario, se ha permitido un cierto grado de utopía en la propuesta: los alumnos pueden plantear todo aquello que sea necesario con tal de conseguir el mejor proyecto posible. Para ello se les ha permitido obviar el límite de las parcelas o las condiciones de las diversas normativas municipales siempre y cuando se consiga con ello una propuesta mejor que la que se obtendría respetando dichas condiciones.

Láminas elaboradas por Igor y Jose Gabriel, referentes al análisis inicial de las torres (práctica 0)

Proyectos similares realizados en años anteriores: