El Circular Economy Club Alicante, pese a su corta andadura ya ha ayudado a dinamizar un interesante proyecto piloto sobre simbiosis industrial y economía circular en la Foia de Castalla. La simbiosis industrial es una forma de intermediación para reunir a las empresas en colaboraciones innovadoras, encontrando maneras de usar los residuos de uno como materia prima para otro

Los agentes impulsores

Un grupo de estudiantes y post-graduados de la Universidad de Miguel Hernández de Elche solicitó apoyo al Circular Economy Club Alicante, para su proyecto de start-up, REDECO al . su objetivo: pilotar un interesante proyecto de simbiosis industrial y economía circular en un polígono industrial.

El Circular Economy Club Alicante ha contado con la ayuda y respaldo de Mariano Tarí, técnico de innovación de INESCOP, y Fernando Casado, de la consultora SSIenergía. Fernando Casado desde hace años viene trabajando con IBIAE, la Asociación de Empresarios de la Foia de Castalla, en la necesidad de acercar la economía circular a las empresas Ibi y su comarca.

El pasado 23 de febrero el Circular Economy Club Alicante reunido con el presidente de IBIAE dio el pistoletazo de salida al proyecto. El objetivo es elaborar una red simbiótica, enmarcada en los principios de la ecología industrial y la economía circular, entre distintas empresas de la Foia de Castalla, mediante la elaboración de mapas de flujos de residuos que consigan una mayor eficiencia en su gestión y valorización.

“Desde IBIAE tenemos claro que la economía circular es más economía que medio ambiente, significa reducción de coste y oportunidades de negocio y por eso lo enfocamos a la simbiosis industrial”,

Héctor Torrente, Director de IBIAE. 

“Queremos desarrollar estrategias para empresas que formen parte de esta red analizando las oportunidades globales de los polígonos industriales de la comarca de Ibi. Queremos guiar a las empresas en la toma de decisiones para la revalorización de los residuos y ver también nuevas oportunidades de negocio. El residuo de unos puede ser la materia prima de otros”,

Ferrant Climent, de REDECO.