Este sábado 23 de abril se ha celebrado el día internacional del libro. Hace 25 años impulsamos en la Universidad de Alicante la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, premio Stanford University a la mejor biblioteca digital del mundo. Esta iniciativa permitió digitalizar valiosas colecciones y los clásicos más relevantes de la literatura y las humanidades en lenguas hispanas. En su vertiente tecnológica la Biblioteca incorporó innovaciones relevantes: metadatos, biblioteca de voces, signos, portales de autor, herramientas de concordancias… Pero nada que cambiara el concepto de “libro”. Incluso en el disruptivo mundo de la web y el ámbito del hipertexto. Este último concepto -los enlaces- ayudan a vincular ideas, información, obras, etc. pero en esencia casi todo ha seguido igual. En papel, en la tablet o en una pantalla de ordenador el concepto de libro parece inalterado e incorruptible desde las técnicas xilográficas chinas a la era de Gutemberg.

Imagen de Tom Murphy VII – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=295698

Inteligencia Artificial y libros

Si la IA pudiera leer una novela y comprender su significado, aplicar ese significado a cada pieza de arte e información que se haya registrado y generar una evaluación ¿cómo nos afectaría esto como lectores? ¿Y cómo nos haría sentir la idea si esto fuera posible?

De alguna forma la IA ya puede “leer” ya textos y libros y puede desarrollarlos. Muchas noticias de prensa económica los elabora un algoritmo a partir de la cuenta de resultados de Google u otra compañía. No sabemos en qué medida todavía herramientas como PaLm o GPT-3 (pronto GPT-4) generarán textos alternativos donde el raciocinio, las emociones o los sentimientos pudieran adquirir un valor relevante para los humanos. Sin duda tendremos un debate interesante y no muy lejano sobre estos temas.

La Inteligencia Artificial ayuda ya actualmente a través de asistentes inteligentes a leer y comprender el Quijote o contestar los requerimientos de los lectores sobre un autor como Vargas LLosa. Ojalá se extiendan estos asistentes a muchas obras y autores, haciendo más comprensible y amena la lectura a un mayor número de lectores.

Si alguien no puede evitar visualizar una especie de caja de pandora, la revolución de la Inteligencia Artificial no es la única innovación en puertas.

Metaverso y libros

Es curioso que los primeros desarrolladores del metaverso cuando piensan en leer un libro en esta realidad virtual, siguen imaginando un concepto de libro convencional al que accedemos a través de un visor que nos permite pasar las páginas y leer.

Aunque el concepto convencional de libro es muy sólido, me resisto a pensar que la realidad virtual y sobre todo la realidad aumentada no nos induzca a “pensar fuera de la caja”. Esto es, nos anime a potenciar la creatividad a la hora de editar o incluso leer una obra clásica. La realidad aumentada y la IA nos permitiría sincronizar la lectura del “Sombrero de tres picos” de Pedro A. Alarcón con música de Manuel de Falla y decorados y figurines de Pablo Picasso. ¿Por qué no innovar y sacar partido del potencial creativo de estas tecnologías?

O en un libro de texto de matemáticas avanzadas un alumno no avezado en la materia, con la tecnología actual podría acceder a todos los materiales que le impiden o dificultan la comprensión de su contenido. O una gamificación que hiciera más comprensiva una excesiva abstracción, sin salir del libro.

Ciertamente si dejamos correr nuestra imaginación, el metaverso nos permitirá deambular, cómodamente desde casa, por la Biblioteca de lo libros felices de Manuel Desantes. Y sin límites de espacio y tiempo disfrutar del espacio y de los libros de la Biblioteca del Trinity College en Dublín, la Admont Abbey en Austria, o por la Universidad de Salamanca o el Ateneo de Madrid.

Biblioteca de libros felices de Manuel Desantes, un proyecto de digitalización, tokenización y metaverso de 1MillionBot y Torre Juana OST

También el metaverso podría prolongar en el tiempo la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el evento anual más importante en el mundo de habla hispana, la feria de libros más grande del mundo, un gran festival e inmenso tributo a nuestros libros y nuestra cultura.

El metaverso y su avatares inteligentes nos permitirían preguntar a Albert Einstein y al bot de Miguel de Cervantes cuestiones, dudas, interrogantes, inquietudes, hipótesis que nos suscitan su pensamiento y sus obras en un entorno cósmico o entre paisajes manchegos.

La noción actual de metaverso lleva consigo muchas cosas más: tokenización de libros, DAOs… Muchos de estos recursos enriquecerán nuestro concepto tradicional del libro y permitirán una atribución de los derechos de autor mucho más transparente y flexible.

Mientras tanto, propongo en esta efemérides abrir nuestras mentes, abrazar la tecnología para superar límites y barreras, algo en lo que los humanos persistimos desde hace miles de años y constituye la esencia del progreso.

Muy feliz día del libro 2022 queridos amigos.

Autor: Andrés Pedreño, economista, además de cofundador de Torre Juana OST y 1MillionBot, fue rector de la Universidad de Alicante, fundador de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes y es miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua. Coautor del libro: “Europa frente a EE.UU. y China. Prevenir el declive en la era de la Inteligencia Artificial“.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap