Confieso que me ha costado mucho escribir este artículo en homenaje a Fran Ruiz Antón quien tras una valiente lucha contra su enfermedad, finalmente nos dejó el 7 de este mes. Es difícil asumir la pérdida de personas que son acreedoras del mayor sentido de la amistad, generosidad e inteligencia. Tanto yo como el entorno alicantino tenemos una gran deuda con Fran. En gran medida es uno de los artífices que desde el primer momento reconoció y dio todo su apoyo al esfuerzo que se estaba realizando aquí en el sector de la digitalización.

No conocí a Fran en su faceta periodística pero sí su honestidad y ejemplaridad profesional. El respeto a su trabajo y su sentido ético y estético me ha generado siempre la mayor admiración. El mundo de la comunicación y el periodismo debe estar asentado en los principios que él aplicó de forma ejemplar con integridad y honradez.

Una red europea universitaria para el análisis académico y el desarrollo de Internet

Conocí a Fran hace casi 20 años y me impactó desde el primer momento su energía y vitalidad, su visión del futuro, su enorme entusiasmo por hacer proyectos visionarios y, sobre todo, su inmensa amabilidad. Se podría afirmar que Fran era la empatía personificada.  Por aquel entonces su empeño era apoyar una red europea universitaria para el análisis académico y el desarrollo de Internet y la sociedad de la información, el liderazgo le correspondía al The Humboldt Institute for Internet and Society en Berlín. Fran me invitó a asistir a la inauguración de la iniciativa y el posterior simposio, y me cuidó a mi y al resto de los delegados españoles invitados como si hubiésemos sido amigos y compañeros de toda la vida. Esa era otra faceta de Fran, gran anfitrión. Fuera donde fuera el lugar de un encuentro, congreso, simposio (tanto dentro como fuera de España), en los actos sociales que suelen acompañar a estos eventos, Fran siempre se esmeraba en cuidar todos los detalles, sabía identificar temas de debate a los que cada asistente iba a poder aportar algo, y en definitiva lograr que todos estuviésemos cómodos y se potenciaran redes colaborativas, tan necesarias en el entorno europeo.

Startups y ecosistema digital en España

Su fe en el progreso digital, el respeto exquisito a la crítica y diversidad de opiniones, su entusiasmo a la hora de apoyar el emprendimiento y las startups digitales cambiaron totalmente lo que había sido mi apreciación de cómo sería un “Director de Public Policy” de Google. Tengo que agradecerle haber desarrollado una percepción de los «gigantes tecnológicos» mucho menos sesgada y llena de tópicos como la que predomina en Europa. Tópicos que en gran medida se vuelven en contra de nuestro desarrollo digital y muy especialmente de nuestras startups. Tuve la suerte de debatir muchos de los temas que han sido objeto de atención por mi parte (con Luis Moreno) de un reciente libro sobre el declive de Europa en la era digital. Sin duda España -y Europa- deberían ser menos proclives en caer en la autocomplacencia y en los discursos proteccionistas fáciles. Estoy en deuda con él una vez más, porque me animó a ser valiente y decir «verdades incómodas». Verdades que si no las acometemos en los próximos años estamos abocados al fracaso de nuestro modelo de desarrollo digital.

El apoyo de Fran a las startups españolas ha revestido mil formas, especialmente a la hora de darles visibilidad y proyección. Como colofón su logro de traer a España el Campus de emprendedores de Google.

El desarrollo de la economía digital en España

Artífice de esta filosofía fue la creación del Observatorio ADEI impulsado inicialmente por Bárbara Navarro y Fran, una colaboración entre Google, AFI y el Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Alicante con la misión de contribuir al desarrollo de la economía digital en España, a partir del análisis de las principales tendencias que perfilan el proceso de digitalización de nuestra economía y, con ello, su competitividad. Apoyado por Google, hoy este Observatorio es referente a la hora de profundizar sobre la realidad digital de nuestro país. ha investigado y publicado notas e informes técnicos -desarrollados por AFI- sobre los principales temas que afectan al mundo digital.

El Observatorio ADEI cuenta con un Consejo Asesor compuesto por una veintena de prestigiosos expertos en materia económica y de la sociedad de la información. Su función principal es aportar su visión, impulsar y orientar la actividad del Observatorio, así como reflexionar sobre las tendencias que guían el desarrollo de la economía digital. Debo decir que por su diversidad y resultados lo convierte en uno de los mejores think-tank digitales que existen en el entorno europeo.

España a la cabeza de los MOOCs en Europa

Con la visión y empeño que les caracterizaba, cuando se lanzó Coursera en los Estados Unidos, el equipo de Public Policy de España, Bárbara Navarro, Fran Ruiz y Esperanza Ibáñez – comprendieron que la aparición de los cursos masivos online supondría un antes y un después para el sector de la enseñanza superior. Eligieron al Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Alicante para desarrollar UNIMOOC, un proyecto colaborativo que además de Google reunía a representantes de la CRUE, Universia, UIMP, EOI; UNED, Santander Universidades… Se materializó en cursos online gratis para impulsar el emprendimiento digital en el mundo hispano. Así, España se convirtió  en el primer país de Europa en lanzar un MOOC.  De este laboratorio surgirían después casi todos los proyectos MOOCs relevantes en nuestro país.

En 2013 de nuevo Fran se dirigió a Alicante para recibir asesoría educativa y tecnológica  sobre su nuevo proyecto Google Actívate. El objetivo era ayudar a los jóvenes españoles que, en situación de desempleo o con empleos precarios, deseaban aprender habilidades propias de la economía digital. En 2015, la EBT de la Universidad de Alicante LUCENTIA LAB S.L, pasó a ocuparse del soporte tecnológico y la consultoría del proyecto Actívate. Google Actívate ha contribuido muy notablemente a darle empleabilidad a millones de jóvenes españoles y europeos en colaboración con las universidades y con sistemas muy efectivos e innovadores en su plataforma con metodología MOOC,

Dos reconocimientos a la Comunidad Valenciana

Google ha premiado dos veces a la Comunidad Valenciana. Una en reconocimiento a que nuestra Comunidad fue el territorio español con mayor número de titulados en el programa Actívate y a que la provincia de Alicante colaboró activamente con la tecnología y la metodología del desarrollo de la plataforma. También, más recientemente, por los programas inclusivos de género en el ámbito de la educación. En ambos casos Fran Ruiz y su equipo actual tuvieron un papel decisivo y de apoyo a la imagen de una Comunidad Valenciana todavía sumida en la búsqueda de salidas de una compleja crisis inmobiliaria y financiera de hondo calado.

Dirigir orquesta sin partituras

Fran era un orquestador de ilusiones, sueños imposibles y utopías que se hacen realidad, pero sobretodo de amistad. Son muchos los hechos y gestos por los que tenemos que agradecerle a Fran Ruiz Antón y sería imposible seguir con la larga lista de iniciativas suyas que han fomentado, apoyado y iluminado el debate sobre la formación, digitalización y emprendimiento en nuestro país.

Pero para terminar quiero hablarles de un gesto que para mí demuestra su combinación de entusiasmo contagioso y  generosidad impulsiva. En 2014 tuvo el detalle de llamarme para decirme que acababa de llegar el primer par de Google Glass a Google España, enviado desde San Francisco, y que el día siguiente (sábado) cogería el tren a Alicante para abrir la caja con Rebecca Rippin y conmigo. Y así hizo. Llegó por la mañana, abrimos la caja y probamos fascinados unas gafas que que entonces era el primer dispositivo de visualización con forma de gafas que podía sustituir al móvil y, como tal, un avance alucinante. Terminada la prueba, tomamos un arroz y se subió sonriendo a otro tren para hacer la vuelta. No sería la última vez que volvieran las gafas de Google. Apenas unos meses más tarde organizado por Encuentros NOW un director de orquesta dirigía por primera vez sin partituras y con las gafas, para recaudar fondos para fines sociales. Así era Fran. Cómo le echaremos de menos.

Andrés Pedreño Muñoz
Presidente de AlicanTec
Observatorio ADEI
(agradezco a Rebecca Rippin su ayuda a la hora de extraer y poner en orden algunas de nuestras emociones y recuerdos con Fran)

Fran en el centro en Alicante en el Acto de Encuentro NOW