Webinar: Los retos de Alicante tras el Covid, organizado por el Club Información y Distrito Digital.

El encuentro celebrado esta semana ha contado con la participación de Javier García, Catedrático de Química Inorgánica y Director del Laboratorio de Nanotecnología Molecular de la Universidad de Alicante (UA) y fundador de Rive Techonogy  Andrés Torrubia, experto en Inteligencia Artificial y CEO de FIXR, Eduardo Manchón, uno de los fundadores de Panoramio y CEO de Mailtrack y Andrés Pedreño, Catedrático de Economía y fundador de Torre Juana OST. La sesión ha sido moderado por el director de Distrito Digital, Antonio Rodes, y Toni Cabot del Club INFORMACIÓN.

Estos son algunos extractos de las sesión.

Javier García ha hecho mención al informe presentado esta semana 10 tecnologías emergentes, para impulsar España, un informe que identifica tecnologías con el potencial de reinventar nuevas industrias, tecnologías que pueden generar grandes oportunidades para aquellos que estén listos a sumarse, pero que también constituyen una amenaza para aquellos ecosistemas que no sepan subirse al carro de la disrupción que suponen estas tecnologías.

Javier ha destacado que en la presentación del informe Alicante fue protagonista porque «Alicante tiene un enorme protagonismo en muchas de las tecnologías mencionadas». «La IA en Alicante es fundamental porque tenemos a grandes expertos como Nuria Oliver y el centro Ellis; en edición genética tenemos al descubridor del hito científico más importante del siglo, el profesor de la UA Francis Mojica; tenemos en Elche a PLD Space una empresa que pone cohetes en el espacio y es pionera en este sector, tenemos a María Blasco una de las grandes personalidades de la lucha contra el envejecimiento y el proyecto del Centro de investigación dedicado al envejecimiento, en energías renovables nuestra comunidad tiene un enorme potencial…»

Según Javier «hay que hacer una inversión en tecnología inteligente y ver cuáles son nuestras fortalezas y potenciar las tecnologías en las que nos podemos apoyar para mejorar la competitividad de la economía española en general y la de Alicante en particular». «Estas últimas semanas han sido el tiempo de la ciencia y la tecnología en España, la tecnología, la sanidad pública son las grandes barreras contra los riesgos que nos van a llegar en las próximas décadas, este año ha sido la Covid-19, pero tenemos otros retos como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la falta de recursos naturales como el agua… y sólo con ciencia, tecnología y con un estado del bienestar sólido podremos hacer frente a estos retos».

El investigador también ha destacado que «en Alicante tenemos primero que reflexionar sobre la forma en que queremos salir de la crisis y la pandemia pero también contribuir al debate que está ocurriendo ahora en Madrid. Somos la quinta provincia en población  y contribución al PIB nacional, aquí hay un importante sector turístico, hay mucho sector industrial, nos va afectar lo que se decida en Madrid en las próximas semanas y creo que tenemos que participar de ese debate y sobre todo debemos unirnos al debate con una historia coherente. En Alicante están ocurriendo cosas interesantes, en Alicante están creándose nuevas empresas, estamos atrayendo talento».

En relación a los emprendedores Javier propone invertir en un modelo de emprendedor/a que decide poner su talento al servicio de resolver los grandes problemas de nuestro tiempo, «si las mejores mentes están haciendo nuevas aplicaciones que sirven para rascar la espalda a gatitos no vamos a resolver los grandes problemas, me encantaría que en el futuro las grandes mentes se pusieran a comercializar los grandes descubrimientos que hacen en el laboratorio».

«Muchas veces parecemos condenados a repetir la misma historia porque no la conocemos, en mi opinión no es tanto, no conocer nuestra historia sino que no hemos imaginado nuestro futuro, nos falta imaginar el futuro en el que queremos vivir y este debate es una oportunidad estupenda para que desde Alicante pensemos que tipo de provincia queremos construir y si no podemos ponernos de acuerdo sobre el pasado, por lo menos ponernos de acuerdo sobre el futuro que queremos construir todos juntos».

El segundo en intervenir ha sido Andrés Torrubia que ha centrado su exposición en la adaptación al teletrabajo que empresas y organizaciones han tenido que realizar.

Torrubiaha hecho una diferenciación entre tres términos: teletrabajo, trabajo en remoto y el concepto de empresa distribuida. Según Andrés «de los tres conceptos el más interesante es el de las empresas que ya han nacido bajo el concepto de lo que se llaman entornos distribuidos, empresas que potencialmente pueden ni siquiera tener una oficina».

Andrés ha hecho algunas reflexiones referidas a la evolución del teletrabajo «Nosotros ya hacíamos trabajo en remoto desde antes y estos días hemos hecho un simulacro de empresa distribuida y no nos reuníamos físicamente y ha surgido la pregunta de que va a pasar ahora con el tema de teletrabajo».

«En el mundo tecnológico es un mundo donde falta talento y esto va a suponer más oportunidades para las empresas porque más gente va a estar conceptualmente preparada para trabajar en remoto, también van a desarrollarse mejores herramientas pero por otro lado también tenemos que adaptar nuestras empresas».

Con respecto a la productividad y el teletrabajo, ha comentado que intentaron medir los resultados de cómo había afectado a la productividad de su empresa este método de teletrabajo forzoso de forma distribuida, «el resultado es que este periodo es engañoso, al no poder salir a lo mejor estábamos trabajando más de lo habitual, pero también había gente a la que afectó negativamente y que no podía concentrarse o tenía niños, dependía mucho de las circunstancias personales de cada uno».

Pero para Andrés el teletrabajo y la deslocalización puede generar oportunidades y ha puesto algunos ejemplos «hay un ecosistema online de empresas que tienen todo tipo de perfiles freelance que realizan todo tipo de trabajos puntuales desde diseño gráfico, locuciones, programación, redacción de contratos… un ecosistema de servicios que son fundamentalmente en inglés… Hay una oportunidad muy grande de crear un ecosistema así en castellano porque no lo hay, es algo que llevo usando muchos años y que han permitido que muchos de los proyectos que he realizado salieran adelante».

«Otro ejemplo interesantes es Zoom que a pesar de ser una herramienta muy inmadura que todavía tiene muchos fallos, sin embargo con las limitaciones que tiene vale hoy en día en bolsa más que las siete principales aerolíneas, tenemos un momento y una oportunidad increíble va a haber una afluencia y una cierta redistribución de riqueza y modelos productivos y eso genera oportunidades. Hay entornos muy físicos como el turismo y podemos aprovechar estas tecnologías para vender o enriquecer las experiencias turísticas». 

«En EEUU tenían mucho miedo a la deslocalización pero si lo pensamos es una ventaja porque puedes vivir en Alicante y trabajar en Silicon Valley y este es el lado positivos de lo que esta transición nos está haciendo ver».

Eduardo Manchón ha hablado sobre el dilema de adaptar o transformar la empresa. «Hay una diferencia entre adaptación y transformación, adaptación es añadir tecnología a un negocio que ya existe sin cambiarlo y transformación supone convertir el negocio en un modelo genuinamente digital»”. 

Según Manchón «La ventaja de la adaptación es que es algo muy inmediato pero a largo plazo no es sostenible y al final es mucho más esfuerzo con mucho menos beneficio y eficiencia». «Cuando transformamos conseguimos que el negocio sea más escalable, y le sacamos más margen porque lo vamos a transformar para que funcione de forma más eficiente y sea mejor para el cliente, además tendremos menos competencia. El inconveniente es que el esfuerzo inicial es mayor y se genera incertidumbre porque el retorno de la inversión no es inmediato y no sabemos si va a funcionar, pero transformarse siempre es mejor que adaptarse. Lo recomendable es dar pasos de forma escalonada pero con un objetivo claro de transformación».

El último en intervenir ha sido Andrés Pedreño, que ha centrado su exposición en la necesidad de tomar conciencia de la situación que estamos viviendo y sobre todo de lo que está por venir si queremos tener una oportunidad en el futuro.

«Me voy a concentrar en las oportunidades pero tenemos que tener muy presentes las amenazas, estamos ante una crisis económica y esto requiere que todos tomemos conciencia de la situación. Europa ahora mismo no es una ventaja, el marco regulatorio europeo tiene muchas carencias, es un marco restrictivo y en economía digital eso supone una desventaja respectos de otros países».

«El confinamiento nos ha digitalizado más que en los últimos 3 años, administraciones, empresas, universidades han tenido que adaptar y reinventar sus procesos y procedimientos a la nueva situación. 

«Tenemos muchos retos por delante, somos el país más envejecido y el paro juvenil de España ya supera al de Grecia y es el más alto de Europa, esto es una mezcla explosiva y el escenario se presenta complicado. Deberíamos tomar conciencia de la necesidad de hacer cambios y de aprovechar muy bien las oportunidades, el cambio es urgente y se ha precipitado, 2021 se intuye como un año muy complicado en términos de crisis económica, la recesión del PIB va a afectar de forma muy relevante». 

«Para afrontar estos retos de forma positiva y teniendo en cuenta que el turismo, a diferencia de la crisis del 2008, no va a ser el salvador y se prevé una recuperación lenta, deberíamos empezar a analizar todo tipo de orientaciones bajo el marco de que la solución digital está en el centro de lo la estrategia de cualquier país, empresa, región, espacio, sector…que profundice en en el potencial de su digitalización, de su transformación digital y de su capacidad de hacer disrupcción tiene una puerta abierta para poder consolidarse y ganar competitividad, cuota de mercado, generar más empleo de futuro, etc. 

«Tenemos que dejar los tópicos y empezar a ser ambiciosos, esto de la digitalización nos lo habíamos tomado como un menú opcional, pero actualmente es una exigencia absoluta. Va a ser muy difícil por ejemplo que vengan turistas si no generamos confianza y en ese sentido necesitamos aprovechar todo el potencial de las herramientas digitales».

Para Andrés P. «Oportunidades hay muchas pero en términos generales tendríamos la obligación de mejorar ecosistema de nuestro entorno, nos enfrentamos a una crisis severa y necesitamos consenso y necesitamos temas de estado, se necesita la ayuda de todos. Creo que ante las grandes crisis hace falta una mentalidad que sume esfuerzos porque si no va a ser difícil que las empresas y los emprendedores encuentren un terreno propicio para salir de una crisis tan compleja donde la pandemia sigue presente y puede volver a resurgir. En este sentido va a hacer falta grandes alianzas de empresa, vamos a seguir siendo pequeños porque se compite a nivel mundial,  y seguimos siendo muy pequeños en nuestras intenciones, en nuestros tamaños y en nuestra vieja Europa donde las compañías no escalan».

En el turno de preguntas estas han sido algunas de las reflexiones y respuestas

Javier García

«No estamos preparados para el cambio, pero es que nadie está preparado, la transformación no es lo natural tendemos a buscar la adaptación y nos  va tocar hacerlo en un momento difícil con las cuentas pública perjudicadas, con menos capacidad de hacer grandes inversiones, pero no tenemos otros remedio y tampoco estamos es una situación peor que la de los demás países».

«Creo que la iniciativa tiene que ser privada pero la administración tiene un papel fundamental a la hora de simplificar los procesos y crear una regulación inteligente». «Tenemos un sistema productivo de pequeñas empresas que han innovado poco pero tampoco partimos de la nada, hemos hecho los deberes derivados de la crisis de 2008, Distrito Digital es un ejemplo y se han hecho actuaciones muy inteligentes desde la Generalitat pero es un error esperar a que la administración de el primer paso, son las empresas la que tienen que reinventarse, es un momento difícil pero lo va a a ser para todos los territorios no sólo para España y creo que Alicante tiene una oportunidad».

«El gran reto es atraer el talento y hoy día la falta del vínculo geográfico y de poder trabajar en remoto hacen de Alicante un lugar especialmente atractivo, pero hay que tomar medidas para facilitar la movilidad, la incorporación, la desregulación, para propiciar que quién quiera emprender y quiera hacerlo desde Alicante pueda hacerlo con los mínimos requerimientos». «Uno de los objetivos que tenemos que tener claro es que las empresas y la gente acude al lugar donde suceden cosas interesantes, tenemos que crear un imán de talento aquí, es el objetivo de Distrito Digital, de AlicanTEC y de muchas otras entidades».

«No se hace suficiente inversión en ciencia y tecnología, está todo muy precarizado, hay que invertir más en I+D si queremos ser competitivos, pero se debe realizar de forma inteligente e invertir en áreas clave dónde somos fuertes». Javier se pregunta de «porque si se ha descubierto aquí la técnica CRISPR no tenemos la patente, ni las empresas, ni un centro que arrope a Francis Mojica y que le proporcione los recursos necesarios para poder hacer toda la investigación que requiere el desarrollo, del que ha calificado como el mayor descubrimiento del siglo XXI. En ciencia y tecnología se compite en primera división y si tienes un presupuesto bajo no puedes contratar grandes jugadores ni atraerlos».

Andrés Torrubia

«Hemos normalizado la mediocridad y en este mundo global donde competimos con todos esto no es una opción».

«Hacer innovación no es fácil pero cada uno individualmente tenemos la capacidad de cambiar las cosas y hacer cosas a pequeña escala que pueden tener impacto».

«Tenemos que poner en valor los atributos de Alicante, aeropuerto, infraestructuras, telecomunicaciones, esto puede suponer una oportunidad para atraer y retener talento aquí. Respecto a las empresas si lo miramos fríamente cuando las empresas eligen un sitio para ubicarse no lo hacen únicamente por el clima, el discurso de sol y playa en realidad tiene poco peso, lo que ha funcionado sobre todo en las tecnológicas y ahí tenemos el caso de Irlanda es el talento y por otro lado las ventajas fiscales».

«El coronavirus está propiciando el uso de las tecnologías más avanzados como la IA pero no nos podemos saltar la digitalización, hay que digitalizar la sanidad para hacerla más eficiente».

Eduardo Manchón

«Creo que tenemos que ser operativos y ver lo que podemos hacer ya pero sin perder de vista el futuro. Hay que dar pasos pequeños y concretos pero necesitamos avanzar y también tenemos que ser críticos con lo que hacemos a nivel individual y hacer cada uno sus deberes».

Andrés Pedreño

«La administración debería discriminar a nivel de género en todos los sectores productivos pero hay un tema cultural que pasa por poner en valor los casos de éxito que en justicia se atribuyen a la mujer, es muy importante reconocer sus éxitos, pero si realmente queremos que las mujeres adopten un papel relevante en el futuro tenemos que jugar un papel en el corto medio y largo plazo, en el corto empezando por una educación basada en el pensamiento computacional para que la tecnología sea algo muy cercano desde los primeros niveles educativos y después en la universidad no escatimar medios ni imaginación para poner las STEM de moda entre las mujeres».

«La administración  tiene que ser rápida, clara y transparente y en definitiva debe ser eficiente y esto es una tarea que no se produce, incluso cuando se intenta ayudar a una empresa y se ofrecen ayudas como las Europeas, realizar las gestiones para una subvención para una pyme es de una complejidad y de una burocracia que no garantiza la igualdad de oportunidades. El gran reto es hacer una administración del siglo XXI».

Revista de prensa