El FTF del 20 de diciembre, estuvo a cargo de Carlos de la Lama-Noriega, fundador de Startup Embassy, el coliving para emprendedores de referencia en Silicon Valley. Ubicado en Palo Alto y ahora también en Palma de Mallorca, Startup Embassy cuenta con una comunidad de más de 2000 emprendedores en 90 países, ha sido incluida en el top 10 de comunidades de emprendedores de Silicon Valley por Entrepreneur Magazine y aparecido en medios como CNET, Forbes y National Geographic.

Con ocho años de experiencia como operador de coliving, Carlos es pionero en una industria que se está formando y que se presenta como una innovadora forma de resolver parte de los problemas asociados con la crisis habitacional. En el caso de Startup Embassy, Carlos nos habló de cómo cualquier región que quiera aspirar a tener un ecosistema emprendedor maduro, debería contar con un coliving de emprendedores como centro de alto rendimiento.

En su charla, Carlos habló de los siguientes temas.

  • Qué es, y qué no es el coliving
  • Por qué Silicon Valley no se ha podido replicar en otras regiones
  • Ineficiencias del modelo actual de incubadoras y aceleradoras
  • Propuesta de un nuevo modelo de incubación de startups que evoluciona y hace evolucionar a la región.

Después de la sesión degustamos un arroz cocinado por Diego Salinas -impulsor de este evento- al estilo lean paella challenge.

Resumen de la sesión:

Lo que me gustaría contar hoy es cómo se puede crear un modelo que haga que los ecosistemas emprendedores puedan madurar, más allá de Silicon Valley, es decir se puede replicar el modelo de Silicon Valley fuera.

Para empezar os voy a contar mi experiencia, yo soy ingeniero de telecomunicaciones, estuve trabajando en Indra 4 años pero con el tiempo me di cuenta de que no era un buen ingeniero y era inempleable, no me gustaba tener jefe y un día presenté mi dimisión.

Yo quería emprender pero no sabía que quería hacer, y me fui sin saber que hacer, esto era 2009, acabé montando un proyecto con el que lo pasé muy mal,  era una startup de proximidad, era una aplicación móvil que te decía a quién tenías alrededor y que tenía en común contigo, en esa época tenía sentido era la época de foursquare, empezaba twitter…la palabra de moda era social local mobile y la verdad es que encajaba muy bien, cómo no tenía ni idea acabé asociándome con un emprendedor de Mallorca, me fui a Mallorca durante un año y no fue bien, por problemas de equipo, mi inexperiencia como fundador y cuándo se fue todo al garete yo seguía pensando que la idea tenía sentido y pensé en montarlo todo de nuevo, montar yo esta vez mi propio equipo, ya que la vez anterior yo no lo había elegido y había sido uno de los problemas y decidí volverlo a montar e irme a Silicon Valley, porque soy de números y pensé si tengo un 99’9% de probabilidades de fracasar al menos esta vez aprenderé algo que no aprenderé aquí.

Me fui a Silicon Valley con dos maletas y no conocía a nadie, y las primeras dos semanas lo pasé bastante mal porque no conocía a nadie y 5 o 6 años después acabé saliendo en el National Geographic.

Lo que pasó fue que que acabé en lo que en aquella época se llamaba una hacker house, ahora es un coliving y recuerdo la energía de llegar allí y la energía, la magia de esta casa es que estaba llena de emprendedores, todos ellos internacionales, prácticamente todos los que convivimos allí por aquel entonces ahora son íntimos amigos y a algunos de ellos después de 8 o 9 años les has ido muy bien.

Yo vivía en el garaje, no había cama y tuve que ir a comprar una litera a ikea porque no tenía cama, de noche eran 3ºC, era enero de 2012 y en San Francisco hace un frío importante. Vivir allí podía ser un poco traumático pero al salir del garaje te encontrabas en el salón a todos los emprendedores trabajando y eso era un chute de energía, yo no he sido más feliz en mi vida, allí había una magia especial.

Estuve en la casa de Blackbox durante unos 9 meses, levanté un poco más de capital y decidí contratar a más gente, eso ya me supuso un problema porque me costaba 1.000$ por cabeza. Vivir allí eran 2000$ al mes, éramos yo y otra persona con la que trabajaba y contratar a 2 personas más me iba a suponer un gasto de 4000$ al mes en gastos sólo de alojamiento y pensé con 4000$ me alquilo una casa, para que os hagáis una idea, una casa con 2 habitaciones allí son unos 3500$  al mes, y pensé me alquilo mi propia casa y tengo a mi equipo allí trabajando y aquí se me fue un poco la cabeza, pensé que era mejor alquilar una casa de 4 habitaciones que eran 7000$ al mes pero me sobraban 2 habitaciones que podía alquilar.

Hice cálculos y poniendo literas podían caber 8 personas a mil y pico cada una, hice números y llegue a la conclusión de que al final me salía por tres mil y pico y tengo una casa estupenda, con jardín y con emprendedores que vienen y me motivan, con lo que no contaba era que una casa llena de gente hay que gestionarla y que se pueden generar una serie de dinámicas sociales muy caóticas, mi equipo empezó a reprocharme que les estaba haciendo más caso a los de Startup Embassy que a ellos, lo llamé así para hacer branding y cuándo se me acabasen los amigos poder atraer más gente.

Lo que sucedió después fue un poco caótico, mi mujer y mi hijo vinieron a visitarme desde España y no podían estar allí durante el día porque estaba todo el mundo trabajando, mi equipo me recriminaba que no prestaba más atención a Startup Embassy, eran los que pagaban las facturas y si no les hacía caso el mes siguientes se iba todo al traste, cerrábamos todo, y hubo caos absoluto.

Me di cuenta de que estaba gastando 200$ al día en comida y que cada 3 o 4 días tenía que comprar treinta y tantos rollos de papel higiénico, entonces yo les cocinaba, al mismo tiempo me iba a buscar inversión, después iba a enseñar la plataforma, tenía broncas con mi mujer todas las tardes y un día estábamos comiendo, había una veinte personas en la mesa, yo centrado en mis espaguetis tengo un efecto túnel, oigo voces y empiezo a pensar, esta gente se va a comer esta comida y luego van a ir al baño y yo lo único que pensaba era en el gasto que eso iba a suponer, lo que sucedió después es que el 15 de septiembre me llegan los programadores de mi equipo y me dicen que no ven el valor que aporto a la empresa, yo sólo pensaba en las facturas a pagar, y me dicen que si no les hago socios y les doy el 20% a cada uno no lanzan el producto a 2 días del lanzamiento. Lo que hice fue despedirlos al día siguiente y cerrar, no tenía equipo y estaba quemado, me quedaban 200$ en la cuenta, y lo primero que pensé fue volverme a España, pero tenía un contrato de la casa firmado hasta julio. 

Pensé en acabar el contrato y conseguir el dinero para pagar las facturas. Entonces coincidió que la casa anterior en la que yo había estado empezó a hacer programas de 15 días y echaron a muchos de los que había que se vinieron a la mía, la casa de repente estaba llena y lo mejor que hicimos es que filtrábamos y sólo aceptábamos emprendedores, la mentalidad que se generó fue que empezaron a hablar de ello, el boca a boca empezó a funcionar, tu ibas como emprendedor, no tienes historial crediticio, compites con gente que trabaja en linkedin o facebook y entre los dos a lo mejor tienen unos 400.000 dólares anuales, es muy difícil conseguir que te alquilen una casa, y tu compites con esta gente, estas casas que se llamaban hacker houses que había por todos los lados y que son inherentes a Silicon Valley funcionan constantemente.

Lo que sucedió fue que durante los siguientes 5 años Startup Embassy gracias a ese filtrado que garantizaba que todo el que estaba dentro era emprendedor se creó una magia que fue escalando. Me llegaba gente de todo tipo, había gente que llegaba con 200 empleados y otros que venían sin nada. 

Cómo anécdota de cómo es Silicon Valley y lo que pasa allí, tuve una persona que quería conocer Facebook y no dejaban entrar si no conocía a nadie y empezó contactar con gente de Facebook en Linkedin para que le dejaran entrar, cuando ya se había dado por vencido recibió un mensaje de una persona diciendo que le iba a buscar para enseñarle Facebook, resultó ser el responsable de Realidad Virtual de Facebook, esas cosas pasan allí.

Nosotros empezamos a aparecer en los medios, nos venían a entrevistar y de lo que me siento más orgulloso es que acabamos apareciendo en el National Geographic, para mi esto fue un logro. National Geographic fue a Silicon Valley a escribir una historia sobre Silicon Valley y nosotros estábamos ahí, formábamos parte de ese ecosistema. Esta es una de las cosas que te acaban pasando cuando empiezas un proyecto que no sabes ni que estás empezando, yo fui allí a hacer a montar algo y esto si hay alguién que está pensando en largarse y montar algo yo os animo a que lo hagáis porque nunca se sabe cómo acabará, yo fui a montar una app móvil y acabé montando una hacker house que acabó siendo top 10 de las comunidades  de emprendores según la revista  Entrepreneur Magazine.

Lo que me preguntaban mucho eran los casos de éxito de la casa, pero esto es una cuestión de tiempo, yo entonces sólo llevaba 2 años pero con el tiempo pasan cosas, por ejemplo Marco, uno de los emprendedores que tuvimos trabaja en el prototipo de un robot de telepresencia, hoy tiene la empresa Fellow Robots. Paola Santana es otro ejemplo, montó una empresa de drones junto a Andreas, Paola  estuvo 3 meses en los que no pudo pagarme y le daba de comer, no tenía ni para comer,  u empresa de drones, es la primera que tiene un contrato con una empresa privada en EEUU, con Fedex para el transporte de mercancias. Yo no sabía que hacía Paola, ella se pasaba el día sentada en el jardín, ella estaba pensando, hay momentos en los que pensar es necesario, yo llegó un punto en el que dejé de juzgar a los emprendedores, mientras tengan la mentalidad correcta a mi me valen, porque luego te salen estas cosas.

También estuvo con nosotros Ono, que tenía una startup de estas ridículas, era una app que si le mandabas un ding, el te mandaba un dong, el caso es que le diagnostiacaron una enfermedad, un tumor de cerebro que era una enfermedad rara, ha perdido la audición en el oído izquierdo, va a perder el derecho y posiblemente la vista y lo que hace es montar RDMD que son hackatones para juntar a gente de diferentes disciplinas e investigar en base al código genético de gente que tiene enfermedades raras, es un genio, pero necesitó encontrar el problema real en el que trabajar, tenía energía emprendedora mal canalizada porque todavía no tenía el proyecto, estos espacios acaban haciendo que la gente esté junta, interactúe y de repente salen estas ideas.

Mukul, su idea era hacer un quiosco en el que metías la comida y por reconocimiento óptico te cobrara, tu vas a una cantina con tu bandeja lo pones sobre una superficie, pasas la tarjeta y te cobra, estuvo un año con nosotros y el 50% de su plantilla, ahora son 20 personas, era gente que estaba también en Startupt Embassy, eran perfiles alfa que deciden al final irse con el.

David era matemático y estaba en fase de investigación de ver que hace con su vida, acaba montando Konfio en México, una plataforma de micropréstamos.

Ángel montó Quiubas una empresa de mensajería sms, Marc quería montar una industria de espectáculos con robos, se ha dado un tortazo pero lo ha intentado, todavía no ha encontrado su modelo. 

Hubo un momento en los que organizabamos premios que pagaban sponsors y venía gente a estar 2 semanas con nosotros. Vinieron unos chicos que tenían un dispositivo que conectabas a un spray y conectabas al móvil de forma que te imprimía, en una semana levantaron 1millón de dólares, gracias a ese premio, ahora hacen robots murales

Una cosa importante es el hecho de las nacionalidades que pasaron por allí, México, Países Bajos, EEUU, Francia, Estonia… esto es importante, el talento está fuera Silicon Valley al final no es es un sitio donde tengas emprendedores autóctonos que nacen, crecen y se reproducen en Silicon Valley, la gente va allí. 

Son 2000 emprendedores de 90 países los que pasaron por allí y sólo teníamos 15 camas, toda esta gente cuando llegó estaba estaba en una fase muy temprana y el top 5 de los emprendedores que pasaron por allí han levantado casi 200 millones. Si con 15 camas hemos podido tener a 2000 personas generando esta riqueza que pasaría, si hiciésemos algo diferente.

Ahora las hacker houses se llaman coliving, para mi el coliving es una comunidad internacional, son una serie de personas que quieren vivir bajo el mismo techo porque quieren estar entre ellos juntos, ahora también se está poniendo de moda una palabra que se llama cohousing, que es el compartir piso de toda la vida, pero eso no es coliving, la idea del coliving es que se generen unas dinámicas sociales dentro del espacio que son inherentes al coliving que no es un hotel, y hay que saber que pasa dentro porque pueden surgir problema que si no resuelves pueden romper la cultura y la filosofía del proyecto.

Qué no es un coliving, cuando veo gente publicitando coliving poniendo fotos en los que no hay personas no lo entiendo, para mi como coliver el sitio no es tan importante, yo quiero estar en un sitio donde haya gente como yo y esto es lo que estoy viendo

En 2019 ha habido inversiones importantes en coliving, tiene 15 veces más demanda que un coworking y yo lo que veo por ejemplo en Alicante es que sólo hay un coliving.

¿Qué es Silicon Valley?

Lo que se dice de Silicon Valley es que  una mentalidad no es un región específica, pero está en una región específica, algo estarán haciendo que no hacemos los demás. Tienen la Universidad de Standford, tienes la calle Sand Hill Road conocida por su concentración de empresas de capital riesgo, asumes el riesgo como parte del trayecto, la gente sabe que tiene que asumir el riesgo, identifican el fracaso como forma de aprendizaje, hay incubadoras, aceleradoras, tienes garages…eventos, grupos de inversores que atraen dinero.

Los garajes se acaban utilizando en Silicon Valley como una especie de idea romántica y se usan por el problema habitacional que hay y yo me planteo ¿y si es la punta del iceberg? estamos replicando todo esto pero nos falta una cosa, en Silicon Valley no es una cuestión de estar trabajando en garajes es que el hecho de tener problemas habitacionales les aboca a terminar trabajando todos en una casa, en una hacker house en los que coincide gente con un perfil muy emprendedor que vienen atraídos por el aura de Silicon Valley y al vivir juntos empiezan a salir ideas, hay muchos que lo único que saben es que quieren emprender pero no tienen claro que hacer y  luego montan su startup.

¿Y si el garaje es el eslabón perdido para recrear Silicon Valley?, todo lo que estamos haciendo para replicar Silicon Valley está bien, es necesario pero allí la gente convive y a lo mejor nos falta eso.

Voy a hablar del modelo de incubación y separo dos tipos de incubadoras, las buenas y las malas, pero tienen un problema a veces la gente que está en las incubadoras no tiene dinero para el alojamiento, los programas son de 3 meses y no encuentran alojamiento, no tienen dinero, no tienen historial crediticio, de media pueden tardar 6 semanas en encontrar un dormitorio, más allá de ello una vez acaban el programa no tienen donde ir, no han tenido tiempo de echar raíces. Las incubadoras son necesarias pero hay que cambiar el modelo. Por otro lado muchas veces otro de los problemas es que lo que sus objetivos no están alineadas con las necesidades específicas reales que tiene el emprendedor. Lo que acaba sucediendo en la región es que acabas creando un silo, para mí es una forma de tirar el dinero.

Voy a poner un ejemplo, Zagreb, he estado pensando ¿todo esto que he estado pensando es replicable fuera de EEUU, fuera de Silicon Valley, es la gran pregunta?. Me voy a Zagreb porque me ofrecen montar un Startup Embassy y pienso que igual tiene sentido. 700.000 habitantes, un ecosistema que está madurando, y me dicen que hay un fondo de inversión dispuesto a invertir 30 millones de euros en startups y me lo decían como algo positivo. El fondo era para 5 años, eso eran 6 millones al año, quieren invertir 6 millones al año, durante 5 años en su región. Pregunté en qué tipo de startups tenían pensado invertir y me comentan que en semilla, suponiendo un tiquet medio de 100.000 euros, 6 millones a 100.000 euros de tiquet son 200 startups en 5 años, ¿dónde narices encuentras 200 startups en Zagreb?. Esto está pasando en muchos sitios, pueden ser grupos de inversores, corporativos que están invirtiendo en innovación, hay un montón de dinero que se suelta de esta manera y yo creo que no se está invirtiendo de forma inteligente, por eso yo planteo un nuevo modelo.

He dividido las regiones o ciudades en 4 categorías según la madurez del ecosistema emprendedor.

  • Categoría 1: Silicon Valley, Londres, Tel Aviv, Singapur
  • Categoría 2: Madrid, Barcelona, Berlín
  • Categoría 3: Mallorca, Valencia, Alicante
  • Categoría 4: todo lo demás

La categoría 2 son ecosistemas que empiezan a estar maduros, hay una serie de startups y aceleradoras desde muy early stage hasta grupos de inversión, eventos etc. Pero esto no es muy riguroso es sólo una forma de categorizar.

Categoría 3 son ecosistemas que empiezan a madurar, que tienen una vertical comercial como turismo por ejemplo, lo que yo planteo es si tienes algo concreto y tienes un ecosistema que empieza a generarse tienes suficiente como para hacerlo madurar.

En la categoría 4 es un sitio dónde no sólo no hay ecosistema emprendedor ni una categoría concreta sobre la que poder crecer.

Con todas estas ideas pienso en el programa Startup Chile, es un programa que consiste en dar premios, con el tiempo estos premios han variado, hay un filtro y si lo pasas te dan un dinero a cambio de que vayas a Chile, esto generó mucha controversia al principio porque no permitieron participar a los chilenos, después de algunos años permitieron participar a los chilenos, lo que ellos pretendían era atraer talento de fuera para contagiar el ecosistema local y animarlo a crecer, esto ha conseguido colocar a Chile en el mapa.

Lo que yo digo es que no hacen falta 100.000 dólares para traerse a gente de fuera, si clasifico los coliving en categorías tenemos:

Categoría 1 el ideal: 2000 – 3000 m2 con 150 o 200 emprendedores en un ecosistema maduro en el que tu como emprendedor sabes que si vas allí te puedes quedar un día o una semana, un mes vas y vuelves, pero sabes que cuando vas estás rodeado de emprendedores que conocen el ecosistema local y que están totalmente conectados con los inversores, las empresas el corporativo, y sabes donde ir, no quieres un hotel, esa es la idea pero ¿como empezar?

Cada ciudad es diferente, el hecho de categorizarlas es porque no es lo mismo empezar un Startup Embassy en la categoría 2 que en la 3. Yo creo que si voy a una categoría 3 o se genera la demanda de forma artificial o no se puede hacer. Os voy a contar el ideal pero no creo que sea la forma orgánica de hacerlo, el ideal es involucrar a los agentes locales que ya están invirtiendo capital, formativo, gobiernos, inversores locales que ya tienen su funnel y su proceso para invertir en compañías y tienen ya su dinero para invertir. Si parte de ese dinero que ya está usando para invertir en startups se invierte en forma de premios que equivalen a 3 meses, 6 meses o 1 año en startups de muy early stage que se encuentran en esa fase que dicen lo único que necesito es sobrevivir durante un año, esponsorizarlos durante un año en un coliving lleno de emprendedores en esta región y conectado con el sistema local. 

Mi idea es montar un fondo y ofrecer los premios para demostrar que que este modelo puede funcionar, si queremos llegar a un ecosistema maduro hay un proceso, se puede empezar con casas pequeñas y aquí en Alicante hay un ejemplo muy claro, los de The Garage que lo están haciendo muy bien y esto hay que ponerlo en valor, si empiezas con casas así, y empiezas a atraer gente de fuera que mueva el ecosistema local tampoco hace falta tanto. Además a los inversores les estamos ampliando el funnel de emprendedores, ya no tienes que depender sólo de los locales, estoy trayendo gente de fuera que anima al local, estos espacios tienen que estar abiertos hacia la región. Si haces esto, lo que yo espero por lo que visto y vivido es que poco a poco estos espacios van madurando en la forma en la que se gestionan idealmente si ese dinero empieza a aumentar porque se demuestra que está funcionando, puedes montar varias casas y en un momento dado cuando todo está operativo las cierras y abres un edificio, vas de abajo arriba.

Ahora mismo hemos abierto un Startup Embassy en Mallorca, y creo que todos estos sitios tienen que estar conectados entre sí e idealmente conectados a Silicon Valley, hay gente que dirá que entonces no retenemos el talento y que se irá pero ese miedo es el que acaba provocando silos, lo que hay que hacer darle la oportunidad a los emprendedores. Os digo lo que va a pasar, Silicon Valley mola mucho pero tiene sus problemas, en el momento en el que levantes financiación, si levantas que no es tan fácil, un ingeniero allí te cuesta 250.000 dólares al año, no puede montar el equipo allí, si eres de Alicante, lo lógico es que tengas tu equipo directivo allí pero el equipo de ingenieros lo tengas aquí, hay que dejar como ecosistema dejar que haya libertad de movimiento en la base de la pirámide. 

Hay un libro llamado Startup Communities de Brad Feld que cuenta ¿Qué hace falta para tener un ecosistema emprendedor? basa su experiencia en Boulder Colorado, cuenta que cada gente del ecosistema colabora y están alineados y la jerarquía es plana. Cuando hay agentes locales con muchas ganas de hacer las cosas bien y colaborar las cosas terminan saliendo pero son proyectos a largo plazo, esto no surge de un día para el otro.

Andrés Pedreño  intervino en la sesión y destacó que la economía tecnológica requiere de ciudades medias como Boston y San Francisco y pueblecitos como Palo Alto pero el coste de la vida en esta ciudades- el umbral de la pobreza en Silicon Valley está en 117.000 dólares- y la escasez de vivienda. La playa de San Juan de septiembre a agosto está vacía y hay multitud de viviendas libres, es un derroche enorme, decir que tenemos la infraestructura en playas, la huerta de Alicante, parajes muy diversos, pero nos falta masa crítica aunque empezamos a trabajar en red, nos unimos y nos juntamos en sesiones como estas, hay una tendencia a que las ciudades grandes como Madrid y Barcelona no son capaces de retener. 

Creo que los falta a las ciudades medias es capacidad de conexión, si una ciudad como Alicante, está conectada con Helsinki, con Londres o San Francisco empieza a haber un flujo y ese flujo es enriquecedor, supone transmisión de conocimiento, supone compartir cosas, entonces la clave del proyecto y lo que supondría un valor es lograr la mayor conexión con los que son los centros donde suceden cosas, las startups crecen y la localización deja de ser una desventaja e incluso empieza a ser marginal, lo importante es trabajar en una red, en un flujo esencial y virtual de intercambio de movimiento de contactos de acceso a la investigación básica, a la información, a la puesta al día del estado tecnológico….Desde esa perspectiva y por terminar con una pregunta en qué medida lo que has conocido de Alicante y nuestra apuesta por la IA puedes propiciar el que estemos conectados a tu nuevo proyecto.

Carlos: El proyecto que estoy pensando es un constructor de ecosistemas y en teoría debería ser totalmente agnóstico del sitio mientras cumpla ciertos requisitos. En Mallorca por ejemplo hay ejecutivos de muchas multinacionales que viven allí y que se han enamorado de la isla y quieren invertir allí, al final el que ayuda en Mallorca es el de fuera, y esta gente está dispuesta a hacer aportaciones para que eso ocurra pero creo que esto adquiere otra dimensión si estamos en Silicon Valley,… Madrid, Mallorca, Alicante, Valencia, Roma, Bulgaria conectar todos estos lugares y entre todos parte de eso sea para Silicon Valley.

Hablando de la captación de talento Alexandra Marín de mercaterre.com mencionó que uno de los problemas a solucionar es el tema de los visados, hacer un ecosistema emprendedor en Alicante es complicado porque si llega talento de fuera que se quiere quedar lo primero que se encuentra es que o está aquí de forma irregular o tiene que hacer un máster, después un doctorado y después de 2 años poder regularizar su situación como ha sido mi caso. 

Carlos: Nosotros vivimos en un estado comunitario, nos hemos criado en un entorno en el que podemos ir a Alemania, Francia y vives en una burbuja, cuando de repente te vas a otro continente te encuentras con otra realidad, cuándo tu eres inmigrante eres consciente de la problemática y es que en EEUU te das cuenta de que eres un ciudadano de tercera, nos llaman Aliens, he estado 8 años sin seguro médico, mi visado me permitía primero estar 3 meses como turista y me he pasado  8 años con el visado B1 que es de bussines que no me permite ganar dinero, me quisieron pagar una charla y no pude coger el dinero por no meterme en un problema con inmigración. Vamos a hacer algo para arreglarlo. hay que involucrar a las instituciones mientras avanzamos. Un emprendedor aporta mucho valor, yo he tenido gente que levantó capital y les denegaron el visado, así que se volvieron a la India su país natal y lo montaron allí, bien por la India porque es donde tenía que haber surgido inicialmente, pero EEUU está teniendo un problema serio con esto porque la gente se está hartando y eso es un oportunidad para los demás sitios.

El talento se mueve, si tu le dices no el va a seguir, se irá a otro sitio, no va a parar, el que se lo ponga más fácil se lo va a ganar.

Destacar que durante la sesión la fundadora de The Garage el coliving de Alicante se ofreció a aportar capital al fondo de Carlos para desarrollar el proyecto y para crear las sinergias entre Alicante como destino europeo de la IA.

Carlos de la Lama (Embassy) piensa en Alicante y València para su modelo de ‘coliving’ de Silicon Valley -Alicante Plaza-