Lasse Rouhiainen es experto internacional en inteligencia artificial, tecnologías disruptivas y marketing digital y autor de uno de los libros superventas de Amazon sobre IA: «Inteligencia Artificial. 101 cosas que deberías saber sobre nuestro futuro» .

Lasse ha publicado un artículo en el diario la Vanguardia donde examina algunos de los avances de la IA y analiza el modo en que influirá en sectores como las finanzas, la educación, el derecho, la seguridad, el transporte y la salud analizando los beneficios y los riesgos que hay que tener en cuenta antes de aplicarla a diferentes ámbitos de nuestra sociedad.

En el artículo explica como la IA ha supuesto una gran aliada en la lucha contra el COVID y pone de relieve algunos de los avances logrados gracias a esta tecnología en la batalla para controlar y acabar con la pandemia.

1MB y Carina como contribución relevante

Entre algunos de los ejemplos destaca la contribución de 1MillionBot con el chatbot Carina….

En realidad, España ha realizado algunas contribuciones notables en la batalla contra la Covid-19. 1MillionBot, una start-up especializada en IA con sede en Alicante, creó un chatbot capaz de compartir información valiosa sobre la Covid-19 con un gran número de ciudadanos españoles en los primeros días del brote. A partir del 26 de febrero del 2020, más de dos semanas antes de que el Gobierno español anunciara el confinamiento general de la población el 13 de marzo, este chatbot comenzó a proporcionar información importante y respondió a más de cien mil preguntas sobre el virus en las primeras semanas del brote. Durante ese tiempo, el chatbot ayudó a más de 30.000 usuarios a comprender mejor qué es el coronavirus, cómo evitar el contagio y cómo frenar su propagación. Muchísimos ayuntamientos e instituciones lo han puesto a disposición pública a través de sus sitios web para compartir con el mayor número posible de personas una información que puede salvar vidas. El hecho de proporcionar esa información básica en un momento tan inicial ayudó mucho a reducir el pánico y la confusión, y todo eso ocurrió antes de que el Gobierno tuviera tiempo de responder, dar instrucciones o generar herramientas digitales que proporcionaran información sobre la pandemia.

Leer la noticia completa