Este es el «ranking» de los temas preguntados al chatbot Carina, dedicado a resolver dudas sobre el Coronavirus:

  1. Sintomas: 23,6 %
  2. Qué es el Coronavirus = 12,4 %
  3. Zonas de Riesgo = 11,7 %
  4. Cómo Protegerse = 11,5 %
  5. Tengo sintomas… (específicos) = 10,6 %
  6. Contagiados 7,6%
  7. A quién afecta = 6,8 %
  8. Existe tratamiento = 6,1%
  9. Qué hago si …= 5,0 %
  10. Animales = 4,5%

Los síntomas constituyen la mayor preocupación. La suma de los tres apartados relacionados:

  • Síntomas (información general) (23,6),
  • Tengo síntomas (específicos..) (10,6)
  • Qué hago si…. (5,0)
  • Suman en total el 39,2%.

El incremento de este concepto respecto hace unos días podría significar una mayor preocupación de la población por el contagio, o incluso también un mayor número de contagiados.

una muestra de la variedad de patrones de items

También muy curioso e interesante el tema de mascotas que se han «colado» en el Top 10 con un 4,5 % de las consultas más frecuentes. Las dudas aquí vienen principalmente por si la propia mascota puede contraer el coronavirus o puede hacer de transmisor a las personas.

Los 10 top items suponen un 84,3% del total de las preguntas que se realizan sobre el coronavirus. En el poco más del 15% restante hay una gran dispersión de preguntas e interacciones….

Nuevos temas

El nuevo decreto de alarma gubernamental en España ha propiciado un montón de preguntas relacionadas con el tema. Desde el teletrabajo hasta cosas muy puntuales como por ejemplo: ¿Las cafeterías/panaderías pueden vender café para llevar?  o incluso muy específicas: «Debo trasladar elementos radiactivos urgentemente, ¿a quien me dirijo?» Estas  preguntas  e  interacciones  denotan una cierta «angustia» de la población por saber interpretar correctamente las órdenes dictadas por el Gobierno.

Gran crecimiento de usuarios

Como consecuencia del incremento de instituciones y medios de comunicación que lo están insertando en sus webs, en las últimas horas se ha acelerado el número de usuarios y consultas. Las estadísticas de uso incrementarán su representatividad y nos permitirán co prender mejor las pandemias, los temores asociados y las necesidades de la población.